Hermandad El Valle

La denominación y títulos de la Hermandad del Valle, por derecho histórico, son los siguientes:

Pontificia, Real, Ilustre y Primitiva Archicofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas, Nuestro Padre Jesús con la Cruz al Hombro, Nuestra Señora del Valle y Santa Mujer Verónica.

Finalidad

La  Primitiva Archicofradía de la Coronación de Espinas es una Asociación Pública de Fieles, que se rige por el Derecho Universal de la Iglesia, por las Normas Diocesanas del Arzobispado de Sevilla y por sus reglas y Ordenanzas. 

Su fin principal es dar culto público a Dios Nuestro Señor y a Su Santísima Madre la Virgen María en sus Dolores y Corredención, a través de la veneración de sus imágenes titulares y el misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, conmemorando especialmente su Sagrada Coronación de Espinas y su encuentro con las mujeres de Jerusalén en la calle de la Amargura.

Facilitar a los hermanos los medios para que puedan dar testimonio público de fe y hacer penitencia, así como la santificación, evangelización de sus miembros con auxilio del Espíritu Santo, el perfeccionamiento espiritual de los hermanos, creando entre ellos fraternos vínculos de caridad cristiana e impulsándolos a la mutua y generosa asistencia de sus necesidades, todo ello con el asesoramiento del Director Espiritual y bajo el magisterio de la Iglesia. 

Potenciar las obras caritativas y asistenciales de sus miembros, haciendo llegar sus beneficios a los hermanos y hermanas necesitados en primero y a todo prójimo que lo precise en general

escudo

El Escudo de la Hermandad del Valle está formado por el escudo de la Casa Real Española y el  escudo de Su Santidad Pío VII, ambos surmontados por la Cruz de San Juan de Jerusalén, sobrecargada de una corona de espinas y una caña traversa.

Escudo de la Casa Real Española. Se concedió a la Hermandad el título Real por el Rey Carlos iV en el año 1808. Formado por las Armas Reales de España, que se blasonan de la siguiente forma: Escudo Cuartelado, el primer y cuarto cuartel corresponden a Castilla, en campo de plata un castillo de gules aclarado de azur y mazonado de sable. El segundo y tercer cuartel corresponden a león, en campo de plata un león de púrpura coronado, linguado y uñado de oro. 

En escusón, en campo de azur tres flores de lis de oro, colocadas en dos y uno, rodeada de una bordura de gules. Entado en punta una granada al natural y hojada de sinople. La Corona Real, rodeada del Toisón de Oro.

Escudo de Su Santidad Pio VII. Por la concesión a la Hermandad del título de Archicofradía, por el Papa Pío VII en el año 1817.

El escudo pertenece a Su Santidad Pío VII, cuya descripción es la siguiente: Escudo ovalado y partido. En el primer cuartel, sobre campo de oro, monte en su color sumado de una Cruz latina, sobrecargada de la palabra latina PAX. Segundo cuartel; en jefe y campo de azur tres estrellas de ocho puntas de plata. Sobre gules banda de oro con tres cabezas de moros en su color. Todo timbrado de la tiara Papal.

La Tiara es el primer símbolo de la Heráldica Eclesiástica, se representa con tres coronas: En el siglo XII se le añaden las dos cintas de su parte posterior y posteriormente el mundo y la cruz. Las llaves tienen significado sobrenatural.

emblema

El emblema de la Primitiva Archicofradía es la Cruz de San Juan de Jerusalén, formada por un corte diagonal en cada uno de sus ángulos y hendida en sus brazos, sobrecargada de una caña de oro en posición de traversa y de una Corona de espinas en su color.

 

Este emblema corresponde a la Archicofradía por estar agregada a la  Basílica de San Juan de Letrán en Roma.

MEDALLA

La medalla destaca por representar el emblema de nuestra Primitiva Archicofradía. En el centro de misma irá un busto en relieve de la Santísima Virgen del Valle y en el reverso irá la imagen de la Santa Faz. La medalla será plateada e irá colgada de un cordón de seda alternando los colores sinople y púrpura.

El Hermano Mayor usará la misma medalla, pero dorada y entre los dos colores del cordón llevará un tercero de hilo de oro.

Dicha medalla es de uso obligatorio en todos los actos institucionales de la Archicofradía y sobre todo en la estación de penitencia, que se llevará colgada del cuello y bajo el antifaz.

En el momento de jura de nuevos hermanos, la Hermandad hará entrega de una medalla a todos los nuevos hermanos.